+ Chile365

Video Destacado RSS

Lugares abandonados de Chile
Sitios históricos abandonados

Los más importantes lugares abandonados en Chile



 

1. Estancia San Gregorio, XII Región

La estancia San Gregorio fue fundada el 1876 y se ubica a unos 120 kms al norte de Punta Arenas en la costas del Estrecho de Magallanes. La Estancia San Gregorio fue la más grande de Chile y, probablemente en alguna época fue la más grande del mundo. Esta verdadera ciudadela pareciera estar ocupada aún y, para el visitante resulta un misterio entrar a las diversas dependencias abiertas, que con el tiempo han empezado a clausurarse por robos, destrozos o incendios.
En el interior de varias de sus construcciones aún se pueden ver utensilios, cueros de ovejas colgados, pero lo más importante es que hay aún lana acopiada en sus dependencias.
Se suma a la sensación de abandono los barcos Amadeo y Ambassador que reposan sobre las costas contiguas a los terrenos de la Estancia San Gregorio.
Para llegar aquí es muy sencillo, sólo se debe tomar la ruta CH255 que viene de Punta Arenas hacia el paso Internacional Integración Austral
Lugares abandonados en Chile La Estancia de San Gregorio sobrecoge al recorrerla casi íntegramente. Muchas herramientas y utensilios quedaron abandonados, al igual como las lanas.

2. Ciudad Fantasma Desierta de Humberstone

Pueblo ubicado en el desierto de Atacama, aún sobreviven los vestigios de un pasado minero en aquella ciudad. Con casas vacías pareciera que está a la espera de sus pobladores de ancestros. En la actualidad, eso sí, sólo llegan turistas que buscan impregnarse del recuerdo de las casas que aún persisten, para recorrer sus habitaciones que conservan la arquitectura de antaño.

En 1940, el pueblo fuer abandonado, debido a la baja que sufrió el salitre natural durante esa época, debido a la aparición del salitre sintético en Alemania. Lo interesante del lugar, es su ubicación en medio de las desiertas tierras que alojaron, en su momento, a familias que fueron en búsqueda de un presente mejor.

Para hablar de Humberstone, es necesario contextualizar la época en donde las mujeres ocupaban los lavanderos, los niños corrían por las calles en plena faena, cuando los hombres iban y venían de las salitreras. Hoy el silencio pasó a ser el sonido que cubre todo ese pasado histórico de Chile. Además, la casa del patrón, resalta camino al trayecto de la mino.

3. Las salitreras y sewell, el pueblo minero en la cordillera

Construido a principios del siglo XX por la empresa Braden Cooper, “La ciudad de las escaleras” Sewell, albergó cerca de 14.000 habitantes, entre ellos niños, hombres y mujeres. Gran parte de los niños que allí habitaban no conocía ni menos lograban imaginar el mar. En el lugar se levantaron escuelas, tiendas un hospital y oficinas. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2005, con lo que se ha podido recuperar parte de sus edificios, para mantener la importancia histórica del lugar. En la actualidad, existe un museo en el cual se exponen fotos, objetos y documentos que datan la vida diaria de los miles que hicieron de Sewell, su lugar de trabajo y hogar.

Las salitreras de Sewell, estuvieron lejos de ser una ciudad romántica y tranquila. En ella se vivieron confrontaciones, por los abusos laborales que sufrieron los trabajadores del sector. Fue la escuela de líderes políticos y sindicales, tales como Héctor Olivares, Rodolfo Seguel y Baltazar Castro.

Volcanes en San Pedro de Atamaca. Chile365 Humberstone ( y su vecina Santa Laura) es un poblado abandonado repentinamente. Años atrás, antes de sus constantes restauraciones y procesos de adaptación, como por ejemplo para cine y telenovelas, uno podía caminar por las calles y encontraba pertenencias personales de sus habitantes, se pareciera se hubieran "esfumado" del lugar. Los saqueos y el bandalismo obligó al estado a proteger estos lugares.

4. Edificio Gustavo Adolfo, Valdivia

Construcción de hace varios años, no tuvo un final arquitectónico debido a problemas de financiamiento. Una tormenta que azotó a Valdivia, derribó la muralla que cubría el ingreso al sector.
Interior oscuro en su primer nivel, sus escaleras no escapan de su poca iluminación. Al entrar los ecos marcan el paso de quienes se insertan en el edificio. El recorrido termina en la azotea, la cual se ubica al final de la escalera que está a medio construir, pero que sorprende con una hermosa panorámica del Calle-Calle y sus construcciones aledañas.

5. Ex-campamento minero, Embalse el Yeso Cajón del Maipo

Campamento que albergó a trabajadores, quienes realizaron las construcciones del embalse El Yeso del Cajón del Maipo. Todo remontado en los años cincuenta, para luego servir como refugio militar en épocas pasadas.

En la actualidad este campamento, se encuentra abandonado en el silencio que entrega las montañas del sector.

6. Edificio ex-maternidad del hospital Barros Luco, Santiago

Conocida como La Máquina, desde marzo de 1973, comenzó a funcionar como un hospital en donde se realizaron cerca de 500 abortos mensuales. Las intervenciones abortivas, duraban entre tres a cuatro horas, en donde las pacientes salían del lugar sin dolor, según relatan auxiliares del lugar. Los abortos que allí se generaban, eran gratuitos, permitidos y con supervisión médica. Todo esto en el contexto de la Unidad Popular en la historia de Chile.

Para el día del golpe militar en el año 73’, las mujeres que se encontraban en el lugar, no querían retirarse, muchas de ellas cayeron en la desesperación por lo que implicaba el momento histórico que se vivía.
Perder la hora de la sesión abortiva, significaba realizarse un aborto clandestino. Según se relata, las mujeres que estaban por dar a luz, comenzaron a parir antes de lo pronosticada, debido a la tensión que generaban las balaceras.


7. Iglesia del buen pastor , Talca

Convento levantado a mediados del siglo XX, por una congregación francesa, la cual se dedicaba a la ayuda de mujeres en estado vulnerable. Ubicado en la calle Rivera n° 2001, en la comuna de Independencia, se vio afectada por un extraño caso en sus primeros años. Con el pasar de los años, la institución no pudo llevar adelante el proyecto. Luego de caer en el abandono, fue objeto de saqueos y finalmente fue donada a la Fundación las Rosas, en donde actualmente funciona el Hogar número tres.
Debido a problemas estructurales de la construcción, la congregación deja de funcionar en el lugar, para trasladarse a la comuna de Puente Alto. La historia del lugar, relata que las mujeres que allí residían, comenzaron a tener ataques de histeria, a dos años de su funcionamiento. Por lo que la institución, tuvo desacreditación pública, lo cual generó la suspensión del noviciado.
La construcción del lugar comenzó en el año 1862, quién diseñó la obra fue el mismo arquitecto de la capilla de San Paul, Eusebio Chelli, actual Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

8. Ruinas Mina de Naltahua , Isla de Maipo

Naltahua se encontraba en el distrito de la comuna de Chocalán. El sector tenía salida hacia Melipilla e Isla de Maipo, por lo cual evitaba su aislamiento y posibilitaba el progreso del lugar. El nombre del pueblo, significa lugar de nalcas, lo que nos señala la vinculación con los aborígenes de antaño. En 1909, se crea la Fundición Naltahua, fundición que ocupa el segunda lugar de importancia después de El Teniente, y que fue el corazón de la actividad minera desarrollada en los cerros naltaguinos, por más de cuarenta años.

9. La hacienda de Quilpué, ubicada en San Felipe, V Región.

En San Felipe, se levanta la hacienda de Quilpué, construida a fines del siglo XIX, como réplica, a menor escala, del Palacio de Versalles. Amoblada con muebles importados de Europa, la hacienda recibió al Príncipe de Asturias, con más de 100 habitaciones. La construcción, se remonta en los años del auge salitrero, en donde las familias adineradas podían optar a edificaciones de esta envergadura. En el año 67’, los dueños de la Hacienda, cedieron el lugar al Gobierno de la época, para ser donada a la Universidad de Chile, principalmente a los estudiantes de agronomía. Esto no se llevó a cabo, debido a los sucesos que ocurrieron luego del golpe militar en el año 73’, lo que terminó con la subasta de la hacienda, la cual no prosperó, ya que los dueños no tuvieron el dinero necesario para solventar tal construcción. Por otro lado, en el año 85’ el terremoto que sacudió en distintas partes del país, hizo que la construcción se viera directamente afectada, por lo que se tomó la decisión de demoler la casa y vender sus pertenencias con el fin de recuperar dinero de sus partes. En la actualidad, aún quedan vestigios de lo que fue la Hacienda de Quilpué, quedando en el total abandono y silencio.


10. Hospital San José en Santiago

Con la epidemia del cólera, que se expandió a fines del siglo XIX, el Hospital San José era recinto de enfermos que pasaban directo al Cementerio General, ya que colindan los dos lugares. En su momento, el Hospital se encontraba totalmente alejado de la ciudad, con tal de no propagar el contagio. Las dependencias del hospital, fueron abiertas en el año 1872, a causa de lo mismo: epidemias como el cólera y la tuberculosis. Clausurado en 1999, actualmente es sede de distintas corporaciones. De hecho, hace unos años, fue utilizado para la grabación del reality de TVN “El Juego del Miedo”, programa que no tuvo mayor éxito nacional.
Se comenta la existencia de fantasmas, quienes hoy serían sus verdaderos habitantes y personas que trabajan allí, saben muy bien las historias que ocurren en el lugar. La historia más conocida, es la de las monjas fumadoras. Éstas aparecen al momento de cerrar las puertas del recinto. Las religiosas eran voluntarias de las Hermanas de la Caridad y se cree que cuidaban a los enfermos tuberculosos, ya que nadie lo realizaba por el temor a contagiarse.
Otra de las historias interesantes, es el doctor que atraviesa las paredes. Se cree que fue un médico que murió a mediados de 1900. Su contextura sería la de un hombre alto y enjuto y realiza caminatas hacia la pared que separa el hospital del Cementerio General. El fraile que se pasea por los parques de los pabellones, es otra historia pero menos tranquila, ya que su descripción no es del todo clara: No posee rostro, ocupa un traje café y de su cadera cuelga una cuerda. Hay quienes aseguran, que el fraile esconde su rostro.
La historia como establecimiento de salud, finaliza en el año 99’, cuando el Hospital es trasladado a un edificio nuevo y moderno, construido frente a la antigua sede. Éste lugar se salvó de su demolición, a diferencia de varios Monumentos Nacionales que tuvieron otro final. En el año 2000, el Ministerio de Educación, declaró al Antiguo Hospital San José, como Monumento Nacional, por su legado histórico y valor arquitectónico.

Comparte Chile365



Video destacado Chile

Videos destacado
Paquetes turísticos Chile

Comentar con Facebook